Whatsapp como funciona

La aplicación WhatsApp ha sido desarrollada como un sistema de mensajería que permite el envío de textos y archivos, con el mínimo costo posible.

Existen otros tipos de aplicaciones de mensajerías de texto, como Line, Telegram y WeChat, pero éstas no han logrado difundirse con la misma proporción que Whatsapp, por lo que esta pionera de más de 465 millones de usuarios, hasta ha sido adquirida por el ya coloso Facebook.

Pero, ¿cómo funciona exactamente este maravilloso servicio?

A nivel técnológico no es muy sencillo, aunque para los usuarios, lo único que deben velar es por descargar la versión de Whatsapp adecuada al sistema operativo específico del Smartphone que posea y agregar libremente todos los contactos que desee, para iniciar la comunicación con éstos.

Lo que la mayoría de los usuarios de Whatsapp desconoce, es que detrás de la pantalla, ocurren toda una serie de procesos invisibles, que transforman la información escrita y las imágenes y videos, en todo un código de impulsos que son transmitidos electrónicamente a todas partes por internet, hasta ser capturado y descodificado por el receptor al cual ha sido destinado intencionalmente.

Durante este proceso, los servidores de la compañía se prestan como puente de enlace de la información, almacenándola temporalmente, mientras es recibida efectivamente por el destinatario.

La comprobación de este proceso en Whatsapp, puede observarse por medio de los “Check” que se han agregado a las conversaciones y envío de datos, en donde el primer “Check” demuestra que la información fue enviada correctamente y el segundo que fue recibida efectivamente por el receptor.

Durante este proceso de envío y recepción de la información, es cuando suele hacerse más vulnerable el proceso, pudiendo verse intervenida por los hackers, por lo que realmente las mensajerías de texto, no son aún una manera segura para la transferencia de las informaciones más confidenciales.

Por medio del acceso a internet que los Smartphone poseen a través de los diversos planes de las operadoras telefónicas, el uso del Whatsapp se hace muy sencillo y con un funcionamiento continuo, que permite la transferencia de los datos de un equipo a otro, sin un costo adicional por el envío, lo que promueve inconscientemente al uso del Whatsapp para la transmisión de todo tipo de información, la mayoría de las veces, sin el conocimiento sobre el peligro potencial al cual se pueda encontrar expuesta, a demás de la posibilidad de verse rápidamente difundida entre los demás contactos del receptor, de quienes no se puede tener la total certeza ni siquiera de quienes sean.

El uso de Whatsapp entonces, sugiere una mayor responsabilidad sobre la información compartida, en primer lugar por la vulnerabilidad que posee frente a la intromisión de posibles Hackers, y en segundo por la facilidad con la cual la información puede ser retransmitida y desviada hacia otros destinatarios, sin la comprobación de ello por parte del emisor original, por lo que se espera que el nuevo funcionamiento de Whatsapp a través de Facebook, permita establecer nuevas y mayores medidas de seguridad, gracias a los protocolos compartidos entre ambas aplicaciones.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: